Los choferes de Uber protestaron por mejores condiciones de trabajo señalando que sus ingresos son mínimos, mientras la empresa es la más beneficiada después de cada servicio prestado al usuario.

Dieron a conocer que los ingresos que obtienen cada día no les alcanza para vivir, pues de comisión Uber cobra por servicio prestado más del 30%. Agregaron, que la tarifa mínima que realizan es de 25 pesos, mientras que el taxi concesionado cobra 35 pesos.

“Lejos de darnos ganancias, nos está generando pérdidas, sobre todo a los que creyeron en Uber e invirtieron y sacaron un carro de agencia. Entonces, ellos se están quedando sin la posibilidad de pagar su auto, están perdiendo sus créditos y se están quedando sin nada”, declaró uno de los choferes inconformes, que no quiso dar su nombre.

Los choferes acudieron a las oficinas de Uber en Cuernavaca y presentaron un escrito en el que de igual forma piden que se elimine un nuevo plan de “tarifa anticipada”, ya que en ocasiones el usuario hace paradas o el servicio se tarda más del tiempo programado.