EN MORELOS EL 70% DE LA POBLACIONAL PADECE DE OBESIDAD

 

 

Adolescentes y jóvenes con hipertensión o diabetes pueden ser el resultado de una alimentación deficiente en la edad preescolar, refieren los Servicios de Salud de Morelos, por lo que exhortaron a que desde pequeños los menores sean alimentados en sus casas con dietas bajas en azúcares, grasa y sodio.

 

Actualmente los Servicios de Salud indican que 7 de cada 10 morelenses en su edad adulta enfrentan problemas de sobre peso y obesidad, situación que agrava la calidad de vida de las personas que resultan con afectaciones que van desde dolores musculares hasta de mayor gravedad como son enfermedades crónicas degenerativas.

 

 

“El 74 por ciento de la población adulta en Morelos tiene problemas de obesidad y sobre peso; por lo que comienzan a sufrir de dolor de espalda o problemas más graves como hipertensión y diabetes”, informó Gloria Elena Carrillo cruz, Responsable de la Coordinación de la Estrategia de prevención Para el Sobre peso y Obesidad en Morelos.

Estos problemas se pueden evitar desde la etapa preescolar, a través de una dieta rica en verduras y frutas de temporada, así como evitar alimentos altos en azúcares, sodio y grasas.

“Darles leche materna en los primeros meses de vida, continuar su alimentación papillas hechas en casa, evitar comparar alimentos procesados; proporcionarles un lonche hecho en casa y un menú variado para evitar que esta sea una razón para no comer”.

 

Los menores con alimentación rica en grasa tiene una probabilidad del 60 por ciento de tener obesidad y sobre peso en su vida adulta.

Imagen relacionada

 

“Estaremos generando jóvenes y adolescentes con problemas de diabetes o del corazón, los cuales pueden infartarse en una edad temprana”.

Los niños con este tipo de padecimientos se canalizan al Hospital del Niño y el Adolescente en donde existe una Clínica Especial para tratarlos.

En caso de que alguna persona tenga sobrepeso y obesidad puede acudir a cualquiera de los 204 Centros de Salud localizados en la entidad y solicitar una revisión.

“Se determina si es necesario canalizarlos para una atención integral en la que participan médicos, nutriólogos, psicólogos, incluso dentistas ya que la obesidad y el sobre peso pueden traer como consecuencia problemas dentales”.

Exhortó a que la población mantenga un estilo de vida saludable acompañada de ejercicio y una dieta, vida que deben inculcar en los menores.

“Si un adulto come determinado alimento también los hijos; invitar a la población a que se alimenten de manera saludable, tomen agua potable y hagan ejercicio”.