ESTADOS UNIDOS SE ILUMINO CON MAS DE 100 EDIFICIOS EN CELEBRACIÓN DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA METASTÁSICO

 

Más de 100 edificios en EE.UU. se iluminan por el cáncer de mama metastásico  :: Periodico El Expresso de Puerto Rico :: Vídeos

Este martes más de 100 edificios de todo Estados Unidos se iluminaron de rosa, verde y azul para celebrar el Día Mundial del Cáncer de Mama Metastásico, enfermedad que en la actualidad no tiene cura y por la cual fallecen unas 600,000 personas al año en todo el mundo.

Estas contundentes cifras fueron proporcionadas por Metavivor, una organización que tiene el objetivo de apoyar a aquellos que sufren la enfermedad, concienciar a la sociedad y pedir más investigación científica, y que está detrás también de esta colorida iniciativa, denominada “Light Up MBC” (Ilumina el Cáncer de Mama Metastásico).
En total, más de 115 edificaciones de todo el territorio estadounidense, se iluminaron, al caer el sol, de rosa, verde y azul -colores que representan la enfermedad-.

De los 50 estados del país que han participado, el de Nueva York ha sido uno de las que más se ha volcado con la iniciativa, donde se han teñido de estos tonos el icónico One World Trade Center, la sede de Morgan Stanley, One Bryant Park, el Park Avenue Tower, la popular monumental escultura The Vessel, las oficinas de WarnerMedia y las cataratas del Niágara.

Propósito de la campaña

Con esta campaña, Metavivor trata de dar a conocer la realidad del cáncer de mama, y pone de relieve el hecho de que se estima que entre un 20 y un 30 por ciento de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en fases iniciales pasarán luego a tener una metástasis o fase cuatro, con la que tendrán que vivir el resto de sus vidas.

“Cuando mueres de cáncer de mama, mueres de cáncer de mama metastásico”, subraya la organización en un comunicado, que detalla que esta enfermedad suele extenderse con mayor frecuencia a los huesos, el hígado, los pulmones y el cerebro.

“La media de supervivencia de cáncer de mama metastásico es de 2 a 3 años y no ha cambiado de manera significativa en décadas. Los avances científicos (…) no han seguido al mismo ritmo que para otro tipo de cánceres y hay una falta de conocimiento del público”, agrega el texto.

El color del cáncer de mama metastásico no es sólo rosa, como es el caso de la enfermedad en sus primeras fases, sino que se ha agregado el verde y el azul puesto que afecta también a órganos vitales.