ALEJANDRO SPEITZER POSA EN VESTIDO, SIN ETIQUETAS PARA LA PORTADA DE UNA REVISTA

 

 

 

Alejandro Speitzer sorprende a sus fans con 'candente' sesión... en vestido

Alejandro Speitzer es uno de los actores mexicanos que está tomando vuelo en cuanto a fama, pues aunque su carrera inició desde que era pequeño, el actor de Oscuro deseo ha tenido mayor foco por nuevos proyectos como ya un hombre adulto. Recientemente sorprendió a sus seguidores al protagonizar la portada de BadHombre luciendo un corto vestido. La revista que se caracteriza por hacer la diferencia, logró su cometido, pues quien se presume es pareja de Ester Expósito acaparó las miradas de fans y hasta de haters.

 

Alejandro Speitzer posa en vestido y usuarios reaccionan - Homosensual

El actor de 25 años compartió un poco del resultado de la publicación sobre él en la revista BadHombre. Agradeció la oportunidad, pues pudo hablar sobre la importancia de la igualdad.

Además de que dejó en claro su postura: está en contra de las etiquetas.

“Las etiquetas limitan nuestras decisiones y desarrollo personal y colectivo. Gracias BadHombre por dar espacio a esta charla tan necesaria con la intención de compartir un mensaje de igualdad”, escribió Alejandro Speitzer en su cuenta de Instagram.

En la imagen de portada aparece Alejandro Speitzer luciendo guantes de terciopelo, un vestido con círculos negros, atuendo que desde los atributos de género se les ha colocado a las prendas que “son para mujeres”.

 

Alejandro Speitzer posa en vestido y usuarios reaccionan - Homosensual

 

Alejandro Speitzer posa en vestido rosa para la revista BadHombre |  Proyecto Puente

 

Por su parte, la revista compartió la imagen de portada con la siguiente descripción:

“¿Por qué un hombre heterosexual y cisgénero puede usar vestido y ser celebrado, y otras personas son asesinadas en las calles por lo mismo?, ¿Por qué la ropa debería definir identidad de género de alguien, y no sólo ser una herramienta más de expresión? ¿Por qué los hombres no podemos estar en contacto con nuestros sentimientos sin que se nos juzgue? Las etiquetas limitan nuestras decisiones y desarrollo personal y colectivo ¡basta!”, escribió la revista.