ADVIERTEN QUE SI LA LEGALIZACIÓN DEL USO RECREATIVO DE LA MARIHUANA NO ESTA DEBIDAMENTE REGULADA SE PODRÍA ELEVAR SU CONSUMO

 

México: Senado aprueba legislación para el uso recreativo del cannabis

El Senado de la República debe ser cuidadoso con la liberación de la mariguana, puesto que de no ser un proceso controlado, puede ir acompañado de una promoción en su uso, advirtió Alberto Abad Suárez Ávila, experto en derecho constitucional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Lo anterior, luego de que este jueves la cámara alta discutirá en el pleno la iniciativa que regula el consumo lúdico de la mariguana, tras la petición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de terminar con la prohibición absoluta del consumo de la planta.

En entrevista la Forbes México, el jurista de la máxima casa de estudios indicó que, si se contempla el uso lúdico de la droga, la legalización podría causar un aumento en su consumo, para lo cual también se necesitaría una red fortalecida en las instituciones de salud del país para enfrentar cualquier eventualidad al respecto.

Lo anterior, luego de que este jueves la cámara alta discutirá en el pleno la iniciativa que regula el consumo lúdico de la mariguana, tras la petición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de terminar con la prohibición absoluta del consumo de la planta.

En entrevista la Forbes México, el jurista de la máxima casa de estudios indicó que, si se contempla el uso lúdico de la droga, la legalización podría causar un aumento en su consumo, para lo cual también se necesitaría una red fortalecida en las instituciones de salud del país para enfrentar cualquier eventualidad al respecto.

“Más que un instituto regulador, me hubiera gustado ver una serie de disposiciones de cómo se va a sostener económicamente la red de protección de apoyo a un consumo problemático”, acotó.

A pesar de ello, aceptó que entre los beneficios sociales que tendría este cambio legislativo sería una baja de saturación en las cárceles mexicanas por la acción penal de portar más de 5 gramos de mariguana, el límite permitido hasta el momento por la ley.

“Si hay una instrucción clara a las policías de dejar de perseguir al poseedor de marihuana, va a ser una buena noticia, porque las autoridades van a buscar otro tipo de delitos y se olvidan de éste”, añadió.

En ese sentido, subrayó que un buen sector de los adscritos se dedican a buscar personas con aspecto de consumidor de cannabis e indagar qué cantidad portan, para así cumplir con una cuota diaria: lo cual podría eliminarse si se aprueba la legalización.

Poco entendimiento del Senado

Suárez Ávila sentenció que el Senado no entendió de manera correcta la indicación de la SCJN para terminar con la prohibición absoluta del consumo de la mariguana, lo cual derivó en una discusión y regulación más amplia de lo que se pedía.

“Creo que el senado ha tenido la dificultad de entender qué es lo que le pidió la Suprema Corte realizar. En el camino siempre va haber otro actores que participan y buscan meter su agenda”, indicó.

Abundó que para cumplir con el mandato de la Corte no se necesitaba elaborar una nueva, regular una industria y menos crear un instituto regulador, así como poner tantas reglas al consumo.

A pesar de ello, aceptó que esto le traería más tranquilidad al consumidor por la ampliación de 28 gramos para portar la droga de manera individual; así como enfrentar una multa y no una acción penal en caso de traer entre 28 y 200 gramos de la droga.