CAPTA UN EXTRAÑO BARCO VOLADOR EN REINO UNIDO ¿MONTAJE O REAL?

 

El extraño caso del “barco volador” en Reino Unido - Uno TV

La imagen de un “barco volador” que parece estar por encima de la superficie del mar cerca de Falmouth, Cornwall en Reino Unido se ha hecho viral en internet generando una serie de teorías sobre su procedencia, pero ¿es real o se trata de un fotomontaje?

La fotografía del “barco volador” tomada por David Morris mientras se encontraba en la aldea de Gillan mirando hacia el mar es real, dijo David Braine, meteorólogo de la BBC de Londres.

De acuerdo con el experto, el motivo por el que el barco parece volar sobre el mar es una ilusión óptica denominada “espejismo superior” o también conocida como “Fata Morgana”, la cual ocurre debido a “condiciones atmosféricas especiales que desvían la luz”.

“Los espejismos superiores ocurren debido a la condición climática conocida como inversión de temperatura, donde el aire frío se encuentra cerca del mar con aire más cálido sobre él”, dijo Brain, quien agregó que “dado que el aire frío es más denso que el aire caliente, desvía la luz hacia los ojos de alguien que está parado en el suelo o en la costa, cambiando la apariencia de un objeto distante.

En la imagen se aprecia el mar azul de Gillan y en el horizonte una embarcación que parece estar por encima del agua, dejando ver, incluso, el azul del cielo entre el mar y el barco; imagen que según Morris lo dejó atónito.

Sin embargo, el experto en meteorología dijo que aunque raramente se puede apreciar este fenómeno en Reino Unido, en el área del Ártico es muy común que suceda. De hecho, aclaró que los “espejismos superiores” pueden producir diferentes tipos de imágenes, como la que se ve en la fotografía del “barco flotante” o a veces también es posible ver un objeto debajo del horizonte.

Sin embargo, este no es el único caso registrado de un “barco volador”. En marzo de 2020, una mujer llamada Eva Atkinson fotografió desde su balcón, en Gavà Mar, Barcelona, un “barco volador”.

 

“Barco volador” captado en 2020 en Barcelona, España.